03 julio, 2008

Cambio de nombre del blog

He cambiado el nombre del blog.

Esto lo escribo más que nada para los que visitaban Portal Chus, que era como se llamaba antes este blog. He dejado ese dominio para publicar ahí todas las cosas curiosas que me encuentre en internet (métete aquí para verlo). La razón de estos cambios se debe a varios motivos: en primer lugar, hacía tiempo que quería hacer un blog de ese estilo, a la manera de la web Recórcholis, cuyo autor es mi amigo. Alguna que otra vez le mandé algún enlace, pues no me parecía adecuado publicarlo en mi blog ya que era demasiado personal... Puesto que muchas veces pensé en mandar enlaces, llegué a la conclusión de que lo mejor era crear yo mismo una web. Además, ¡así tendría más visitas y ganaría más con Adsense! Bueno, espero también atraer ahí visitas para este blog. Cuando empecé a publicar en internet no tenía esa motivación monetaria, El mundo al revés del Hombre Tortuga pretende tan sólo compartir sin otro afán lo que yo expreso.

El nombre proviene de mi antiguo blog del periódico Qué!, voy a publicar aquí todos los posts que allí puse, pues si lo veis, está roto. Aquí está el primero, es interesante verlo porque explica mucho del corazón de este blog.

Además voy a añadir algunos posts que puse también en mi espacio del Messenger. Aquí está el primero de estos, que es también el primer post que publiqué en un blog. Es interesante verlo porque explica mucho de mi corazón al comenzar esta andaduría de los blogs.

Obviamente he cambiado la sección ¿Pero esto qué es?, ¡échale un vistazo!

¡Saludos!

3 comentarios:

Jess von Diviesoff dijo...

YO también me he renovado, dejo el blog de Blogger, ahora CRÓNICAS LUNÁTICAS, para "experimentación" digamoslo así, y el del DiarioQue para jugar a periodistas

Licantropunk dijo...

¡Vaya montón de blogs que aparecen en el perfil! Supongo que este mismo servirá para devolver la visita.
Saludos.

Polly dijo...

Hola, tienes esto un poco abandonado. Visita mis blogs de literatura y curiosidades! Nunca dejaré de sorprenderme. Chaito.